viernes, 27 de abril de 2018

Los cojinetes escachizaos de la nave nodriza de los reptilianos

Anoche, entre las 12:00 y las 2:00 de la madrugada pude grabar unos minutos de las luces en el cielo nocturno más raras que he visto nunca. Cuando empezó, a eso de las doce más o menos, estaba leyendo en la cama como es mi costumbre, lo primero que pasó por mi mente es que serían las luces de un coche patrulla de la policía local que estaría abajo en la calle por algún altercado. Al poco tiempo y como no podía escuchar ningún follón procedente de la calle y las luces no tenían la frecuencia de tiempo de una patrulla policial, me levanté a curiosear. Los fogonazos de la luz blanca, brillante y silenciosa entraban por la ventana del comedor y la claraboya del baño, al oeste y procedían del cielo. Entonces rehíce mi teoría y supuse que serían los relámpagos de una tormenta seca. Entré en internet para comprobar si había algún tipo de tormenta a esas horas en la zona en la que vivo y nada: cielo despejado y luna creciente. Observé que la dichosa luz llevaba un rumbo definido de oeste a este, sin prisa ni pausa se cernió silenciosa por encima del bloque de edificios en el que vivo iluminándolo todo como un fluorescente gigantesco. Por fin reaccioné y pensé que una grabación valdría más que mil palabras, cogí el móvil y grabé un par de minutos de la extravagante luz mientras iba rumbo a Soria en dirección al este. Esta mañana he revisado la prensa local por si alguien más hablaba del raro fenómeno y no he encontrado ni una palabra, así que me he puesto "in reporter mode", he hecho una grabación desde el mismo sitio en el que hice la de la noche, un par de capturas de pantalla y listo. Lo más probable es que sea un globo aerostático, o Venus, o la NASA haciendo experimentos, o los cojinetes escachizaos de la nave nodriza de los reptilianos... ¬¬

Fogonazo

El cielo despejado y las luces de la carretera

Luces parecidas en Connecticut EEUU