domingo, 26 de agosto de 2012



Una lunática como yo no puede dejar pasar la ocasión de homenajear al astronauta más simpático de todos, Neil Armstrong. Todavía recuerdo como si fuera hoy mismo ese 20 de julio de 1969 en Valladolid o Pucela o Fachadolid, como se quiera llamar la bendita ciudad. Mi familia llegó allí desde Aguilar de Campoó (Palencia) buscando no sé qué, pues mis padres, los dos, trabajaban en la fábrica de galletas Fontaneda, aún recuerdo el viaje en la caja del camión rumbo a lo desconocido al lado de Ciencia, mi hermana mayor y Oli, la abuela materna y todos los trastos.

Justo ese año, en plena canícula, a mis cuatro añitos, se forma el gran bochinche en el patio de luces del piso que habían comprado mis padres en el barrio gitanero de Los Pajarillos. Las vecinas se asomaban al balcón interior y gritaban ¡Solee!! ¿has visto al hombre en la luna en la tele?! Acto seguido Evolución-La Mamma pone la tele, por suerte sólo había dos cadenas, La Primera y UHF, entonces aparecía Jesús Hermida en todo su esplendor, con su pelazo a lo Aznar, el Robert Redford español, hablaba inglés y todo, y El Hombre en La Luna ¡La repanocha!

Soy lunática desde entonces, todos tenemos un inicio iniciático, éste fue el mío. Os dejo algunos vídeos que han ido enlazándose a aquel momento de una u otra manera, no me ato a ninguna idea al respecto, no suscribo nada. Eclecticismo creo que se llama, o de todo un poco como en botica:



Por último, el homenaje de algunos tuiteros:

No hay comentarios:

Publicar un comentario