martes, 1 de mayo de 2012

Se me acaba de ocurrir una gran idea para salir de la crisis dando trabajo a un montón de gente, sobretodo al sector de la población que se dedicaba a la construcción y a otro buen montón de funcionarios, trabajadores sociales, psicólogos y educadores: construyamos cárceles nuevas, bien grandes para dar cabida a los cinco millones de personas que se han quedado sin trabajo y que tarde o temprano se quedarán sin prestaciones,  subsidios ni salida alguna que echarse a la calle y montar el follón.

Es una gran idea y soluciona varios problemas graves de una vez, creo que por más gente que emigre, que consiga un esclavijob o viva con sus padres hasta sus primeras canas, la falta de horizonte cercano o lejano permite que a la gente le dé por pensar y hacer cosas que antes ni se nos pasaban por la cabeza. Abuelos, padres, hijos y nietos acudiendo a manifestaciones, echándose a la calle a protestar pues ven que ninguna de las cuatro generaciones tiene futuro, ni aquí ni en la China comunista.

Yo no veo al Sr. Rajoy terminando esta legislatura sano y salvo, entre la que está montando él solito en casa (que la está liando parda), SuMa el rey y su yerno, Repsol YPF, Red Eléctrica y Hollande por poner unos ejemplos, a este gobierno le crecen los enanos. Puede que no tardando mucho sea Cándido Méndez o Toxo los que le den al presi un collejón de aupa pero, mientras tanto y para que se haga más llevadero, contruyamos unas cuantas cárceles o el megaputiferio de Eurovegas que para el caso es lo mismo.
Y no quisiera terminar este post sin darme un poco el pisto: ocho de cada diez cosas que he dicho o escrito se han hecho realidad y de aquí a poco me ganaré las habichuelas como tele-vidente #HeDicho #Amén #ElCuerpoDeTrispo.

P.D.: Ahora sólo tengo que esperar a que me lleguen las ofertas de trabajo de Interfrenología & Cía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario