domingo, 30 de octubre de 2011

Empieza la campaña electoral y esta vez haré un ejercicio de civismo ayudando a los candidatos principales en la propaganda de sus respectivas campañas:

Por un lado tenemos a Mariano Rajoy cuyo programa electoral consiste básicamente en la recidiva del legendario Bálsamo de Fierabrás que supuestamente curará todos los males que ha causado el anterior gobierno, pero que con toda probabilidad no será más que un nuevo aliento para el músculo privatizador. He aquí la receta.



Por otro lado tenemos al candidato Alfredo P. Rubalcaba, cuya pócima consiste en la popularísima Panacea Universal de la que no se sabe la receta pero que lleva cientos de años vendiéndose para curar los más diversos males y que ahora se incluirá como genérico de aplicación tópica en farmacias y por ósmosis a través de los canales de aguas públicas para los recalcitrantes.


Confío plenamente en sus buenas intenciones y en que unos u otros nos llevarán a buen puerto esta vez, sólo hemos de realizar el pequeño gesto de votarles y recibiremos nuestra merecida recompensa. 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario